lunes, 21 de septiembre de 2015

El origen de nuestra Cueca: ¿Desciende de la Zamacueca peruana?


El músico y escritor contemporáneo de la Independencia, José Zapiola,  en su obra “Recuerdo de Treinta Años”, se refiere al origen de nuestro  Baile Nacional : “Al salir yo en mi segundo viaje a la República Argentina en Mayo de 1824, no se conocía este baile. A mi vuelta  en 1825, ya me encontré con esta novedad. Desde entonces, Lima nos proveía de sus innumerables y variadas zamacuecas, notables o ingeniosas  por la música  que inútilmente  tratan de imitarse entre nosotros.””
La palabra zamacueca se derivaría según el  conocido y renombrado decimero peruano, Nicomedes Santa Cruz de las palabras “Semba” saludo y “Cuque” danza, provenientes del kimbundu bantú que significarían “saludo de danza”.
Sabido es que la zamacueca nació en los barrios de afroperuanos en tiempos coloniales, probablemente como mezcla de ritmos hispanos y africanos.Se bailó en los llamados "barrios altos" y después por mucho tiempo en el Festival de Amancaes.


En Chile esta “moda” como la llama Zapiola, se popularizó rápidamente, En las “Chinganas” de la época, que eran locales de baile y comida, la Zamacueca comenzó a reinar sin c contrapeso. A pesar de que numerosas autoridades, especialmente de la Iglesia Católica, consideraban el baile como “lascivo”, tuvo grandes admiradores, incluyendo al famoso Ministro Diego Portales, quien acostumbraba visitar las Chinganas,. Unas de las grandes cultoras de esta nueva danza fueron las hermanas Pinilla, mulatas provenientes del pueblo de Petorca, por lo cual su conjunto fue llamado “Las Petorquinas”. Según los cronistas, estas hermanas le dieron un nuevo aire indicando las crónicas que se distinguían “por la perfección y novedad de su canto y baile, y también por la decencia con que se expedían”. Famosas en Santiago  en la época fueron llevadas hasta los elegantes ambientes del  Teatro Municipal, donde al final de las funciones, siempre se interpretaba la zamacueca  chilena.
Con el nombre de Zamacueca Chilena,  se bailó largo tiempo, hasta fines del Siglo XIX, en que el nombre se modifica a cueca chilena.
Según los entendidos, la zamacueca limeña sufrió algunas transformaciones en Chile, volviendo al Perú con el nombre de “Chilena”, el cual fue cambiado por el periodista Gamarra, a raíz de la Guerra del Pacífico, bautizándola como “Marinera”
La Cueca  o Zamacueca Chilena tuvo una gran difusión: pasó a la zona de Mendoza, en Argentina, donde se la conoce como “cueca cuyana”, en Bolivia está versión de “Cueca Boliviana”. Incluso llegó a México, llevada según se dice por marinos chilenos, a la Región de la Costa Chica, donde mezclada con los ritmos locales se le conoce como “Chilena” En Chile tenemos varias versiones de la danza: Cueca nortina, cueca huasa, cueca chilota, cueca porteña o cueca brava.
Como en todas las manifestaciones humanas, el baile y su atuendo ha sufrido modificaciones: en los primeros tiempos la música era interpretada solamente por mujeres, que  tocaban guitarra, arpa y tormento principalmente y además eran las “cantoras”. En ningún grabado antiguo, se ven hombres tocando o cantando. Solamente a  mediados del Siglo XX aparecen conjuntos de huasos de escenario  en que son hombres los que interpretan; los más antiguos fueron “Los Cuatro Huasos” que dieron origen a esta nueva moda  que después se popularizó hasta la actualidad. También cambia la vestimenta de la  mujer cambia: del antiguo vestido largo o falda de percal  se llega al día de hoy en que se usa un vestido con un falso de can can, muy distinto del atuendo original.

Hoy día hay un renacer de la danza, gracias a las interpretaciones de conocidos conjuntos, especialmente los cultores de la Cueca Brava. 

2 comentarios: